Reflexiones sobre la decisión judicial


El tema también podría escribirse de este modo:  

La búsqueda que el juez hace de la ley para la solución del caso nunca es adiáfora. Viene precedida y condicionada por sus conocimientos y su previa intelección de lo que es el derecho.

…………………………….. 
1.  La sentencia judicial suele iniciarse de un modo intuitivo a partir del sentimiento jurídico del juez.
Todo juicio moral surge como manifestación espontánea de la conciencia ante determinados acontecimientos.
La sentencia que define lo justo y lo injusto presenta esa condición.
2. Pero como respuesta inicial, está ya ligada a contenidos jurídicos a los que el juez no es ajeno.
3. El derecho atesora en sus reglas la experiencia ética de muchas generaciones.
En él se han recogido por siglos, decisiones y definiciones fundadas en la idea de justicia (del respeto a la dignidad de la persona humana).
4. El juez las conoce. Las aprendió en la universidad y las afirmó en la práctica cotidiana de su actuación.
Ha recibido su influencia educadora.
(Hay una educación del sentimiento moral: el juez llega a asumir como propios los valores sobre los que se ha construido el derecho: la igualdad, la libertad, el equilibrio de las prestaciones, la buena fe, la estabilidad de las situaciones jurídicas consolidadas…).
5. Después busca la ley.
Realiza una comparación entre su intuición personal y la legalidad externa.
6. Cotejo éste que tiene el significado de una verificación. Es un juicio crítico a su decisión inicial.
Si el resultado es positivo invocará la ley como fundamento objetivo de su decisión.
Y le dotará de un sentido que la muestre como universalmente válida.
……………………………..

El juez intuye la solución, desde su conciencia moral, educada jurídicamente. Después busca la ley, corroborando su cohesión con el orden jurídico total.
Su sentencia se fundará en ella, enriqueciéndola así con una validez que lo trasciende y extrapola las circunstancias particulares del caso.

Héctor Negri