Poema del doctor Héctor Negri (1940-2020) publicado en el diario
La Prensa de Buenos Aires, días antes de su fallecimiento.




Porta Coeli

Un halo de luz me envolvía

desde el alto cielo
iluminaba la mañana.

Como en los pasados tiempos

un antiguo pino
en el fondo
de mi casa en Banfield
me cobijaba con su sombra.

Voces infantiles

el perfume
de  los jazmines amarillos

un verde renovado
de hierbas

cantos y pájaros
que hasta ayer
yacían olvidados

desnudaban  la deriva
de los caminos.

Mi padre
acarició mi frente

extendía con su mano
su corazón ya sin fatiga.

Y escuché su voz
descender como una caricia.

Me nombró por mi nombre
me llamaba

para volver a ser.