Páginas para releer

Hermenéutica y sentido. Por Héctor Delfor Mandrioni
Introducción
El movimiento del pensamiento filosófico contemporáneo, en su despliegue humanístico más notable y eficaz, se concreta, entre otros, en las corrientes fenomenológicas y hermenéuticas. La fenomenología, cuyo fundador fue E. Husserl, se extendió rápidamente por Europa en los comienzos del siglo XX. Pensadores como M. Scheler, N. Hartmann, K. Jaspers, etc., adhirieron a la fenomenología pero manteniendo siempre una interpretación y aplicación independientes.
En lo que respecta a la doctrina hermenéutica puede hablarse de una prehistoria –Philon, Orígenes, Agustín, etc.- a partir de la cual, pasando, en el siglo XIX, por la hermenéutica romántica de Schleiermacher y por los aportes de W. Dilthey, con sus ideas de una psicología comprensiva y una distinción entre el explicar y el comprender, llegamos en el siglo XX, a una noción de la hermenéutica, entendida como explicitación de la existencia, por parte de M. Heidegger y, en lo que podríamos llamar su actualidad, la hermenéutica ahora extendida a la universalidad del saber filosófico. Se habla hoy de “La universalidad de la hermenéutica”, de modo que la labor “interpretativa” se identifica con la labor “filosófica como tal”... Leer texto completo


Poder y Existencia. Por Fernando Boasso
1. Dimensión mítico simbólica
En las culturas arcaicas ya se encuentra el problema del PODER en la existencia humana. En PODER se halla ínsito en ellas. Es la mano que nos sostiene por encima de la nada. Esto del Ser y la Nada lo analizaré más adelante.
En aquellas culturas al PODER no se lo define conceptualmente, sino que lo expresan en el lenguaje de los símbolos, los que abren un dilatado espacio de significación de un más allá, de una “metá”, por encima del límite de la lógica racional.
Como expresó Heráclito a propósito del Apolo de Delfos: “Sýmbolon aute légei, aute kríptei, allá semáinei” (el símbolo ni dice-define, ni oculta, sino que solamente señala). Señala otra realidad por encima de la cosa simbolizante, por ejemplo, el fuego. Desde sí, produce un tránsfert en el espíritu humano hacia un sentido que trasciende la realidad visible... Leer texto completo


Antecedentes de Historia, Economía y Estado para una sociología de los intelectuales. Por Rodolfo Bledel
Introducción
Cuando los intelectuales y universitarios franceses salieron a las calles de París en mayo de 1968 acuñaron, en su prédica de liberación respecto del statu entonces vigente en Francia, una serie de frases de gran resonancia política. Una de ellas decía: “los intelectuales al poder”.
En verdad los hombres de la intelectualidad, en todas partes del mundo, han llegado a ser asesores o confidentes de quienes han ejercido el poder público, pero difícilmente lo alcanzaron desde posiciones institucionales de gobierno. La historia revela que han sido otras clases sociales las que lo consiguieron, como ser los profesionales de la política, los líderes sindicales, los detentadores de riqueza o los jefes de las fuerzas armadas. ¿No habrá llegado el momento de que los intelectuales tengan su reconocimiento institucional para gravitar directamente en el destino de los pueblos?
Podrá afirmarse que los intelectuales tienen presencia actualmente por su obra escrita, por ejercer la cátedra o por asesorar a quienes ejercen el poder. Así lo revela la obra que han realizado, entre otros, los politólogos, los economistas y los juristas, que se traduce muchas veces en la formulación de políticas de gobierno... Leer texto completo

El derecho en la ciencia del derecho. Por Ariel Álvarez Gardiol
Sabemos de la carga polisémica que soporta esta policroma palabra: Derecho.
Es indudable que se nos exhibe como un panorama de cambiantes perspectivas, que alterna sus tonalidades según se ubique como predicación de un saber o de otro.
Hablando de derecho estamos frente a una palabra sutil que en su multimensionalidad, se nos muestra como con una fuerza proteica tan fuertemente cambiante, que no siempre se refiere a una misma sustancia, y así como una nimiedad puede ser tanto una demasía y un exceso como también una poquedad o cortedad, la palabra derecho tiene tantas acepciones que no dudaríamos en afirmar que sea una de las voces en nuestra lengua con mas variadas funciones gramaticales y con mas cambiante multivocidad y ello hace que según sea la disciplina que se aproxima a su conceptualización, nos modifica su imagen y es lo que tal vez podría explicar tanta controversia en la doctrina en cuanto a su ubicación en el ámbito de las regiones ontológicas... Leer texto completo