Persona y personalización, de Jorge J. Saurí



Un estilo diáfano; un excelente manejo del lenguaje. La indagación, incansable, indispensable, de las raíces etimológicas de cada palabra importante. Y una claridad conceptual que deslumbra, hacen de este, uno de los mejores libros que en los últimos años se han escrito sobre el delicado tema de la persona.

Saurí es médico psiquiatra: es decir, llega a los problemas de la personalidad desde el definido ángulo de la investigación científica. Pero su capacidad de abstracción y de universalización, su permanente enlace a contenidos de sentido que tratan de interpretar la existencia humana (el tema de la personalidad concluye enmarcando el sentido de toda existencia), se abren a genuinas proyecciones filosóficas.

El libro, que inicia con una introducción histórica a los conceptos de persona y personalización, desarrolla luego una excelente primera parte sobre la urdimbre fundamental (reconoce el tratamiento cierto paralelismo con trabajos de Rof Carvallo) en donde se desplieguen profundas reflexiones sobre la praxis de la personalidad, la encarnación, el conocer y la mismidad.

La segunda parte examina luego el decisivo problema de la alteridad, a través de una fenomenología del encuentro y del vínculo.

El libro concluye con una muy valiosa tercera parte sobre el estar y el habitar, con reflexiones que evocan a las de Heidegger sobre esos mismos temas, aunque con desarrollos y matices intensamente propios.

Si bien desde el punto de vista rigurosamente dialógico, el tratamiento dado por Saurí al tema global de la personalidad por momentos remite excesivamente a ciertas totalizaciones y proyecciones sistémicas, sería imposible no advertir, a pesar de ello, ese profundo respeto al misterio del ser personal, inaferrable, que el autor conoce y admira, y al que hace asumir un protagonismo constante.


(Persona y personalización, ediciones Carlos Lohlé. Buenos Aires, 1989)